twitter facebook

[Firma] El bosque cultural

Este fin de semana se celebraron las jornadas de “Identidad y Memoria: Cuestionando relaciones desde el arte contemporáneo” en el Museo de la Ciudad de Murcia, de las que nuestra compañera y coordinadora de las jornadas Aurora Lema nos presentará las (interesantísimas) conclusiones en un futuro post.

En la última jornada se debatieron dichas conclusiones y hubo sobre todo dos temas que me dejaron una “huella” especial:

  • La dicotomía tradición-modernidad. Personalmente las considero perfectamente compatibles y me pueden emocionar igual proyectos sobre la Música de Murcia de principios del siglo XX que un cuadro de Pollock o una performance de danza contemporánea. ¡¡O proyectos que engloben elementos de las dos!! Creo que es improductivo intentar que destaque una sobre la otra y que hay públicos para todo, y que dichos públicos son más importantes que nuestros gustos personales.
  • El debate nominativo: aunque es apasionante el debate sobre qué es y qué no es arte contemporáneo, no deja de ser un tema menor. Considero que a veces nos vaciamos intentando definir aspectos culturales difíciles de acotar, olvidando que lo importante es crear la coyuntura para que la cultura llegue a los ciudadanos, se llame como se llame, y que estos sean parte protagonista esencial de cualquier programación.

Estos debates eran totalmente pertinentes en el contexto de las jornadas, pero me han llevado a plantearme si en nuestro día a día no dedicamos demasiado tiempo a “detalles menores”. Decía la gestora cultural Cristina Riera en un tuit que estaba harta de marketing, posicionamiento, financiación, patrocinio…que solo quiere crear espacios para la cultura. Nos perdemos yendo de árbol en árbol, con lo que perdemos la perspectiva del bosque cultural, del que ya hablé en un post anterior. Creo que nuestro papel como facilitadores para el  acceso de los ciudadanos a la cultura cobra importancia de manera exponencial, y mucho más ahora, que tenemos bastantes menos recursos y las mismas necesidades o más de Cultura (sí, con mayúsculas) en un momento muy delicado económica y socialmente. Usemos las herramientas, hablemos de marketing, de patrocinio, pero no olvidemos que no son un fin en sí mismos, sino que riegan un bosque que por ahora está siendo talado.

Sandro González es nuestro Responsable de RRHH, talleres formativos y programas socioculturales .