twitter facebook

La injusticia de la gestión de los RRHH en tiempos de crisis

Para nadie es un secreto que el departamento de Recursos Humanos de cualquier empresa suele ser uno de los lugares más “delicados”. Desde aquí, dar alegrías y malas noticias es el pan de cada día, sobre todo ahora en plena etapa de planificación del año formativo.

Nuestra política de Recursos Humanos es transparente y pública: hemos apostado por formar un equipo de profesionales reducido que se ocupe de la mayor parte de los servicios (formativos, técnicos, azafatas…), mejorando los puestos de trabajo con mayores sueldos, mejor  comunicación y más motivación y estabilidad,  aumentando así la calidad de los servicios que prestamos.

En este año, y como no podía ser de otra forma, CXC  también sufre los rigores de la crisis económica y como consecuencia, debemos reducir aun más nuestro equipo.  Para conformarlo nos hemos basado en criterios basados en nuestra certificación de calidad, (en criterios objetivos): formación en la materia, permanencia en la empresa, evaluación de los clientes…Aun así a veces estamos obligados a tomar decisiones dolorosas, ya que buenos profesionales se quedan fuera del equipo por no disponer de suficiente oferta para todas las personas que nos gustaría, que son muchas y muy válidas.

Algunas de estas personas nos muestran su descontento, su desacuerdo…y lo entendemos como normal, pero la realidad impone sus reglas.

Desde CXC solo deseamos que todos aquellos excelentes profesionales que hoy no están en nuestra casa vuelvan pronto a ella, señal de que la cultura en todas sus acepciones vuelve a ser protagonista y a completar, mejorar  y dar sentido a nuestras vidas (y nosotros trabajando para ello 😉

Fotografía: Keoni Cabral via photopin cc