twitter facebook

Mándame un email que te abriré mi buzón (II): Buscando empleo

Hace un tiempo publicamos este post, donde comenzamos a analizar el correo electrónico y a comentar ejemplos para usarlo de manera eficiente. Hoy queremos darle una vuelta de tuerca y añadir más contenido para comprender mejor los entresijos de esta herramienta que se ha convertido en nuestro pan de cada día.

Si buscas empleo hay una serie de consideraciones a tener en cuenta antes de ponernos a mandar CV’s como si no hubiera un mañana:

  1. Nunca hacer mailings masivos. CV’s enviados a listas de distribución eternas… Hay que personalizar según a quien se contacte. Debes hacer ver que conoces a quién te diriges. Esto incluye no poner las direcciones de mail en CCO, a las empresas les sale “undisclosed recipients” y se sabe que ha sido un mailing masivo.
  2. En eI cuerpo deI mensaje preséntate, nunca lo  dejes  en  blanco. Aprovecha  para  poner  tu  presentación,  por  ejemplo.  Si adjuntas un archivo word o PDF, que no se IIame curri2015 o simiIar. Mejor CVPacoPérez2015…Y mucho mejor si tienes un blog que adjuntar.
  3. Conocer los puestos ofertados (o como mínimo a qué se dedica la empresa a la que estás dirigiendo).  Es absurdo y una pérdida de tiempo solicitar un puesto  de trabajo que no existe u ofrecerte a una empresa que no tiene ningún perfil profesional como el tuyo.
  4. En cuanto a las fórmulas establecidas para el cuerpo del mensaje somos de buscar un equilibrio entre la informalidad y el exceso de corrección. No podemos empezar un mail profesional con un “hola, qué pasa” y casi que tampoco con “Distinguido Sr: Siento molestarle con estas líneas que blablablá” Ni demasiada confianza ni que parezca que nos dirigimos a señores feudales 😉

Mucha suerte 🙂

María Baños es responsable de organización de congresos, eventos y protocolo y Sandro González es responsable de formación.